Blogia
hilando recuerdos

Página 2 y 3

Página 2 y 3

Tercer aniversario del periódico cultural “Hilando Recuerdos” (Publicado en Diario Nuevo Día - www.diarionuevodia.com.ar)

 

“Si esta es la cosecha, entonces mi trabajo ha valido la pena”

 

Lo afirmó el autor del periódico, Julio César Melchior, luego de escuchar los elogiosos conceptos de todos los oradores sobre su obra de rescate de los valores culturales de los descendientes de alemanes del Volga.

 

Quedó chico el espacio brindado por la Escuela Parroquial de Santa María a Julio César Melchior para conmemorar el tercer aniversario de su periódico cultural y de historia de los alemanes del Volga, ya que hubo público que debió permanecer de pie en un pasillo contiguo al haberse cubierto todas las localidades previstas para el evento.

Seguramente ese es uno de los mejores premios a los que puede aspirar quien se ha dedicado desde hace largos años al rescate de una cultura que se transmitía de boca en boca pero que no quedaba plasmada en el papel. La gente de Santa María, su gente, decidió por fin premiar a uno de sus historiadores, a Julio César, a la persona que junto a Héctor Maier, alguna vez juntos y luego cada uno por su lado, han entregado su vida a legarle a la posteridad las historias y las vivencias de la cultura alemana que no se deben perder.

 

Alegría y afecto

 

La presentación de Melchior y de su periódico aniversario corrió por cuenta de la directora de la Escuela parroquial Santa María, Luján Streitenberger, quien mostró su satisfacción por ser el establecimiento que cobijaba el acto, reconociendo además que en lo personal la unía a Julio César un afecto particular por haber sido el periodista y escritor alumno de ese colegio.

“Nos alegra enormemente su progreso”, resaltó la directora, destacando la obra de Melchior, tanto literaria como periodística. “Es muy importante el rescate y la revalorización que él hace de nuestras raíces y por eso la escuela siempre está dispuesta a sumarse a los emprendimientos de Julio César”, dijo Luján Streitenberger.

Recordó que hace muchos años se ridiculizaba todo lo que tenía que ver con la cultura y las costumbres de los alemanes del Volga, pero que gracias al trabajo serio y responsable de personas como Melchior, Juan Hippener, la FM de los pueblos alemanes y muchos otros más se había logrado que se entendiese el valor de conservar todo lo relacionado con las raíces. “Esa idea está cambiando y eso gracias a que hemos ido creciendo por el trabajo mancomunado de mucha gente”, señaló la docente.

Ya finalizando Luján Streitenberger hizo especial hincapié en el esfuerzo y el tesón demostrado por el periodista en Santa María y en toda la región, recordando una anécdota de cuando trabajaba en la Biblioteca Juan Carlos Graff, adonde llegó un día Melchior a buscar el libro “Sobre héroes y tumbas”, de Ernesto Sábato y que ese fue el incentivo para que ella también lo leyese, habiendo sabido mucho tiempo después que ese es el libro preferido de Julio César Melchior.

Concluyó su sentido mensaje leyendo una reflexión sobre la decisión de triunfar, fácilmente aplicable a la vida del escritor.

 

En todo el país

 

El presidente de la Asociación Argentina de Alemanes del Volga, Juan Hippener, tuvo elogiosas palabras para la obra de Melchior, aunque al principio rescató también la figura de Víctor Popp, personaje muy recordado por haber sido quien comenzó a sembrar en los pueblos alemanes la necesidad de recuperar historias escritas sobre la cultura alemana, siendo ello una necesidad útil para revalorizar esas costumbres.

“Después de largo tiempo, Julio César comienza a escribir esas historias, historias que hoy la gente puede leer gracias a sus libros y su periódico”, enfatizó Hippener.

“En todo el país se habla de la historia de los alemanes del Volga, pero también se habla de los historiadores que se han dedicado a recuperar esas historias y entre esos historiadores ocupan un lugar muy importante Julio César Melchior y también Héctor Maier”, destacó el orador, asegurando sentir un legítimo orgullo al poder participar del reconocimiento al periódico ?Hilando recuerdos? y a su autor.

Para finalizar, una frase fuerte que recordó ayudas oficiales prometidas a Melchior que nunca llegaron. Viniendo de Juan Hippener son palabras que sin dudas tienen un por qué que quizás, algún día, alguien se anime a develar públicamente, pues en la intimidad los hechos se conocen. Dijo Hippener: “Es cierto que la política a veces no hace lo que dice hacer, pero los alemanes debemos dejar eso de lado y seguir trabajando para nuestra cultura”.

 

Se rescatan virtudes

 

En representación de los pueblos alemanes reconoció la labor de Julio Melchior la presidenta de la comisión de ex alumnos del Jardín de Infantes Nº 902 de Santa Trinidad.

Cecilia Werbag destacó la fortaleza anímica de Melchior asegurando que “nunca se da por vencido”, recordando que lo conoció cuando ganó un concurso literario organizado por la Biblioteca Zulma Bonnaterre.

La joven docente destacó que el escritor es “el puente entre la vorágine actual y el pasado ancestral”, felicitándolo por su labor y concluyendo sus palabras con la lectura de un bonito poema sobre virtudes, fortalezas y deseos.

También acercó sus felicitaciones el concejal Guillermo Sol, quien lo hizo como admirador y amigo de Julio César Melchior.

El concejal radical rescató la férrea voluntad y la fortaleza del escritor, resaltando la importancia que ha tenido la familia, la escuela y especialmente su hermana Claudia en la obra, el carácter y los logros de Julio César Melchior.

“El periódico ?Hilando recuerdos? es un orgullo para todos los suarenses”, sentenció Guillermo Sol, quien luego recordó una historia que envió para ser publicada en el número del tercer aniversario, cuyo título es por demás impactante, ya que asegura que “envejecer es obligatorio, pero madurar es opcional”.

Luego de narrar la historia, y volcándola a la tarea de Julio Melchior, Guillermo Sol sostuvo que “no hay impedimento para crecer y eso es lo que ha hecho Julio a lo largo del tiempo”

Finalmente rescató el valor de los últimos escritos de Melchior ya que en ellos el escritor ha sido capaz de dejar aflorar su interior sin limitaciones.

Luego de las palabras de felicitación de Haydeé Klein, quien habló en representación del gobierno comunal, el autor del periódico agradeció los elogiosos comentarios vertidos sobre su persona  aseguró, con visible emoción, que “si esta es la cosecha, entonces mi trabajo ha valido la pena”, asegurando al final que su tarea continuará y que no aflojará en su camino a pesar de los problemas.

Culminado el acto, el público se quedó para conversar con el escritor, para adquirir su libro y el periódico y también para apreciar una muy buena exposición fotográfica con motivos de la tercera colonia alemana, fotografías nacidas de la inspiración del joven Fernando Berón.

 

 

……………………………………………..

 

Publicado en la página digital de La Nueva Radio Suárez (www.lanuevaradiosuarez.com.ar)

 

“Hilando Recuerdos”

 

32 Páginas en la edición especial tercer aniversario. Un ejemplar que sintetiza tres años plenos de felicidad.

 

Julio César Melchior no se cansó de dar las gracias a todos los que hacen posible el periódico cultural de los Pueblos Alemanes de Coronel Suárez.

Después del acto, que se desarrolló el domingo pasado en la Escuela Parroquial de Pueblo Santa María, quedaron flotando sensaciones especiales que están directamente vinculadas con la valoración y hasta con la reivindicación, si se quiere, de postergaciones, prejuicios y hasta marginaciones que debieron haber sufrido nuestros hermanos de las colonias.

“Hilando Recuerdos” es la síntesis del esfuerzo, la constancia, la lucha, pero también el resultado de la pasión y las fuertes convicciones de saber que uno es capaz de vencer todas las adversidades.

Las abuelas de los Pueblos Alemanes, los abuelos de la Plaza San Martín, los afectos que el tiempo se guardó en el recuerdo, el lenguaje de las cosas o, mejor dicho, los objetos que acompañan nuestra vida hablan de nosotros, de nuestros gustos, costumbres, recursos y carencias.

Nos estamos refiriendo a un interesante artículo que aparece en la segunda página del suplemento, donde se presenta al lector la valoración histórica de un objeto de juego cotidiano, recuerdos que hacen al patrimonio cultural y a la humanidad.
            La cuna vacía, los juegos de antes, los abuelos, los músicos, la Dictadura Militar, sin festejos pero con bellos recuerdos, las colchas de mama y tantos momentos que el tiempo se llevó y otros que pertenecen a la sabiduría popular de las abuelas de las colonias.

Un valioso compendio que seguramente ocupará un lugar de privilegio a la hora de rescatar toda la inmensidad que representó la inmigración de los Alemanes del Volga hacia el Distrito de Coronel Suárez.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres