Blogia
hilando recuerdos

Te extraño y no puedo evitarlo

Te extraño y no puedo evitarlo

 

Hace pocos días se cumplieron 18 meses de tu partida…

 

Te extraño y no puedo evitarlo

 

Por Ángela Teresa Grigera

 

Hace pocos días se cumplieron 18 meses de tu partida, como aquel horrible día mi dolor sigue anidado en mi corazón, sé que pasarán muchos soles y muchas lunas y aún estará ese dolor hundido dentro de mi pecho. No hay lágrimas que curen mi herida. Nada me consuela.

 

A simple vista parece que después de que te sepulté, mi amor, se vuelve a reír, que uno sigue con la rutina, que los problemas diarios parece que nos hicieran olvidar… Pero no es cierto, lo que sentimos sigue allí, y el sufrimiento se oculta detrás de una sonrisa porque es imposible vivir llorando: no habría lágrimas suficientes para llorarte cada segundo del tiempo que me queda de vida.

Pero la vida sigue, es hermosa, los dos fuimos unos enamorados de ella. Nunca pensé que algún día la sentiría tan vacía. Siento que mis alas se hubieran cortado, como si mis ojos se hubiesen quedado ciegos, como si mis manos ya fueran dos ramas secas, y mi boca un sauce seco.

¡Cuánto te extraño amor! ¡Cuánta falta me hacen tu voz, tus palabras, tus te quiero! ¡Qué gran vacío me has dejado! Te extraño y no puedo evitarlo. Y cuánto me hace falta el sonar de mi nombre en tu voz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres